15 nov. 2012

Mentes Flexibles

Según el psicólogo y escritor Walter Riso algunos componentes de las Mentes Flexibles son:

- Análisis crítico: disposición a revisar las propias creencias y confrontarlas con la realidad y/o la lógica,
- Complejidad cognitiva: ser capaz de utilizar toda la información relevante para comprender los hechos,
- Humor/lúdica: aprender a no tomarse muy en serio a sí mismo,
- Inconformismo: ejercer el derecho a la desobediencia razonada y razonable,
- Imparcialidad: no discriminar a las personas y
- Pluralismo: aceptar las diferencias civilizadas y convivir con ellas sin reprimirlas ni ofenderse.

Para aprender a desarrollar la flexibilidad mental necesitamos algo más que conocer los elementos que la favorecen. Os planteo algunas pistas.

La manera más útil de comenzar a crear una Mente Flexible es comenzar a notar en que punto estoy, dónde notas que la flexibilidad no es especialmente tu amiga. Estas "alarmas"  pueden ser de tipo interno (atiendes al malestar que te genera) o externo (responde a los comentarios de otros sobre tu rigidez mental).

Para ir desarrollándola a partir de aquí, se plantean ejercicios como los dirigidos a que incorpores las alternativas elegidas por otros a la hora de resolver un problema y veas qué sucede, qué necesitarías para poder incluirlas realmente. Esto te da una dimensión no de "apertura" como una abstracción, sino de qué significa realmente, porque lo compruebas en tus propias carnes y a partir de ahí, puedes seguir incorporando y practicando día a día.

La mejor apertura mental es la que te coloca:

- con gorro de investigador e

- intentas entender qué sucede y

- lo incluyes para resolver el asunto,

- teniendo en cuenta el máximo de variables y las consecuencias que tienen las decisiones para los individuos, al grupo, momento y medio al que perteneces.

Así que saca la lupa a lo Jessica Flecher o el bombín de Hercules Poirot para que las piezas encajen.

25 sept. 2012

"Lánzate a por tus sueños"


Como si se tratara de uno de los nuevos spots  de Coca-Cola a través de su Instituto de la Felicidad.
Es evidente que tiene muy buena prensa el diálogo orientado a crear ilusión y las personas que intentan motivar con palabras como “tu puedes”, “el que la sigue la consigue”…y apuntan las limitaciones del miedo.
Por otro lado están los llamados boicoteadores que tienden a decirte: “eso, es imposible”, “no lo vas a conseguir”.

Parece mas agradable escuchar a los primeros motivándote pero quizás la clave esté, en no hacer caso a ninguno al completo. Sigue tus sueños, sí, pero tanteando el terreno, no tienes que lanzarte sin hacer comprobaciones y buscar diferentes maneras de hacerlo posible y sopesar si ese es el camino que buscas o tienes que hacer algún cambio. Es importante valorar si es el momento adecuado para ti y el sector al que te diriges si la idea, por ejemplo, es Emprender. Hacer un análisis o pequeña prueba de si funcionaría y de qué manera hacerlo funcionar, te ahorrará tiempo, dinero….y acumular frustración. Busca hechos, información real, tira del hilo. Quizás hay escalones intermedios que no puedes saltarte si quieres seguir subiendo hasta llegar al objetivo marcado. Es importante tenerlo en cuenta, sino quieres morir en el intento gastando tus recursos.

Un ejemplo claro es el de la Cafetera Nespresso y sus famosas cápsulas que encontraron el momento de lanzarlo y para un nicho de mercado orientado a gente dispuesta a pagar mucho más por un producto si era cómodo de usar. Y el ejemplo contrario, mucho antes, sería el de Luigi Becerra que inventó una cafetera con vapor incorporado para acelerar el proceso de preparación y obtener un café más fuerte y denso y no consiguió vender su producto.

Así que ¡adelante! pero mejor lánzate con red: duele algo menos y sirve de calentamiento para el éxito. Sopesar los riesgos es muy útil para adelantarse a los acontecimientos y poner remedio.





23 abr. 2012

Favorecer el desarrollo

Como educadores formales y/o informales tenemos una gran tarea entre manos para ayudar a desarrollar personas independientes y capacitadas para enfrentarse al mundo por sus propios medios. La oportunidad de llevarlo a cabo la tenemos en diferentes entornos, ya sean laborales teniendo personal a nuestro cargo, compañero nuevo al que enseñar cómo realizar su trabajo, o en entornos familiares educando a nuestros hijos, a nuestros padres,....


Me parece muy apropiado y gratificante favorecer la independencia promoviendo el desarrollo de habilidades que permitirán tener un sentido de identidad realista, una autoestima apropiada para enfrentarse a las situaciones. ¿Con cuántas personas compartimos espacios aptos para influir positivamente en su desarrollo? ¿Cuántas veces hacemos uso de ellos? ¿De qué maneras puedes hacerlo?

Mi propuesta es: incluir la premisa de Favorecer el Desarrollo de los otros en nuestro día a día. Cuando planteo desarrollo me refiero a darles lo que necesitan realmente y no necesariamente lo que ellos piden o quieren para crecer.

Una manera de hacerlo es observar de donde parten e ir viendo cuales son las posibilidades para ir añadiendo y mejorar lo que de hecho hay. Un ejemplo: un niño que necesita ir teniendo seguridad para ir sólo al cole. Observaremos qué cosas puede ir haciendo solo poco a poco para favorecer ese paso. Quizás iniciándole en ir primero a recorridos cortos y controlados y por los que tenga un cierto interés. Se trata de aprovechar el punto de partida para generar el siguiente paso.

 Al incorporar el Desarrollo de Otros se pueden ir viendo cambios sustanciales y para hacerlos más evidentes propongo algunas preguntas para ir viendo qué tal va el proceso ¿notas alguna diferencia al incluirlo? ¿cómo y qué notas exactamente? ¿por qué es diferente? ¿dónde lo notas, en ti, en los otros....?¿qué más puedes añadir?....

Cuando hablo con papás preocupados por la educación de sus hijos me encuentro con muchos que se enfrentan a situaciones que les superan diariamente y se alejan de la idea original de educar como proceso completo. Parece que existe una desconexión del sentido real del desarrollo frente a sobrevivir e ir resolviendo día a día. En ocasiones suena más a no reflexiono sobre hacia donde voy, como padres- educadores cuáles son mis valores, mi identidad, mi sentido de miembro de una familia, qué quiero aportar en mi entorno más directo. Es cierto que para integrarlo a diario hace falta prestar atención sobre lo que quiero influir y para qué lo hago pero merece la pena el esfuerzo.

El proceso en las organizaciones es similar. Atender al Desarrollo como parte de la Visión-Misión-Cultura organizacional. Lo idóneo será revisar si la Misión-Visión está actualizada y cual es el mejor rumbo a tomar a corto, medio y largo plazo.



15 mar. 2012

Desarrollar la Curiosidad

Leí un artículo en Muy Interesante sobre Las preguntas de ciencia que los padres más temen que les hagan sus hijos  y la frustración que sentían al no tener siempre la respuesta.  Este es un buen ejemplo en el que se prioriza el dar respuesta frente a desarrollar la curiosidad.

Personalmente prefiero la idea de potenciar el desarrollo de la curiosidad y la búsqueda de evidencias para saber cómo funcionan las cosas que es mucho más desarrollativo. Para iniciarse en este juego del descubrir hay que ir calibrando el tipo de "recompensas" (que facilitan encontrar pasos para llegar al final). Así que para llevarlo a cabo toca observar de donde parten para ir añadiendo preguntas que puedan ir completando algo de información. Lo ideal es mantener un punto de búsqueda mantenida en el tiempo. Sería muy apropiado:
  1. favorecer que busquen respuestas por sí mismos. Indagando a su nivel: fundamentalmente observando directamente los sucesos (cómo despliegan sus alas los insectos para volar, ...)  y estando atentos a las respuestas que elaboran a partir de ellas para ir perfilando poco a poco. Darles pistas sobre cómo desvelar los misterios, cómo buscar y dónde para puedan conseguir avances interesantes por sí mismos. 
  2. ayudar a generar espacios donde compartir la curiosidad y mantenerla en el tiempo. Recrearse en la búsqueda, disfrutar del proceso de explorar más que en el resultado.

Algunos maestros en la materia de buscar-descubrir:
  • Da Vinci que pasaba largos periodos observando las ondas del agua. De esta manera pasó  a las ondas del aire y a las leyes del sonido, adelantándose a la moderna teoría ondulatoria de la luz. 
  • Richard Feyman que refleja en su libro "El placer de descubrir" su profundo interés por conocer y saber.
  • John McWhirter que no deja de preguntarse con su Modelo DBM (R) que sustenta a cada teoría y si es la mejor fórmula para explicar lo que pretenden explicar y cómo mejorarlas. Es un claro referente de cómo desarrollar habilidades a través del aprendizaje experiencial.

25 ene. 2012

Oportunidades y actitud ante la vida


El optimista ve la oportunidad en toda calamidad, mientras que el pesimista ve la calamidad en toda oportunidad” Winston Churchill.

La actitud ante la vida produce un efecto interesante en nuestra manera de responder. Es cierto que las personas que muestran una actitud abierta, serena, si quieres optimista, suelen estar atentos a lo que pasa y encuentran fórmulas para resolver. Lo importante aquí son los mecanismos que ponen en juego, ¿qué es lo que hacen?

Lo interesante está en lo que hacen realmente,  que sin duda es mucho más amplio que tener buena actitud.

Algunas de las claves para encontrar posibilidades que sirven tanto si estamos buscando empleo, queriendo abrir un nuevo negocio, introducir un nuevo producto en el mercado, resolver asuntos,... siempre que necesites generar opciones.  Proponemos algunas claves:
  1. Investigar el asunto: ver de qué trata el tema, qué aportaciones hay, leer publicaciones profesionales, tirar del hilo tanto como sea posible.
  2. A la vez ir intentando abrir el abanico de posibilidades, no cerrando rápidamente con respuestas incompletas que no me permitan seguir explorando el terreno y, por tanto, las opciones posibles.
  3. Comenzarás a notar cómo emergen ramificaciones de cada punto que te permitirán generar más y más posibilidades, manténlas no corras. Es necesario ir comprobando su validez para luego pasar a valorar las distintas alternativas.
En cada paso que des no olvides cuestionar y comprobar la validez. Mantén esa idea de mente abierta que implica tener muchas preguntas por responder
Buscar posibilidades tiene que ver con creer que es posible y para ello hacen falta evidencias más que optimismo y eso se aprende haciéndolo (investigar, buscar, analizar.....) Implica una manera diferente de organizar mucho más sencilla de lo que crees.

10 ene. 2012

Aferrarse a ideas


Conseguir el "Éxito" tal y cómo para ti tiene sentido es posible. Un problema que encuentro en este proceso es que en ocasiones se trabaja buscando un producto final y se olvida el hecho de tomar dirección para conseguir algo de vital importancia. Esto me hace recordar el tema de Revolver: "El dorado".

Se puede perder el foco de atención del objetivo real: qué beneficios, qué quieres conseguir con ello. La visualización es una herramienta que por si misma no es la única, ni la mejor forma de conseguir lo que tu quieres o necesitas. Una imagen más o menos fija, te hará perder la flexibilizar necesaria para seguir un proceso rico. Es más apropiado ir incorporando y notando cómo evolucionas para seguir conectando con lo que realmente es importante obtener. Merece la pena refrescarla en el camino preguntándote qué es lo que realmente buscas.


Ejemplo: Quiero ganar mucho dinero para darles la mejor educación y mayores posibilidades a mis hijos y disponer de tiempo para dedicárselo a mi familia.

Si recreo esta imagen puede que me vea de una manera determinada viviendo y olvide cumplir el para que hago esto realmente. Puede que me enganche a seguir trabajando duro y no complete el objetivo final. Es posible que haya otros caminos para seguir el beneficio y no los vea por tener un producto fijo y no lo conecte con quien soy y hacia donde voy. Aquí algunas cuestiones importantes pueden tener que ver con la importancia de lo que aporto a mi familia y el tiempo dedicado de calidad para que sea significativo; las maneras de conseguirlo pueden ser ilimitadas.


En este sentido hay trabajos que se realizan con el que algunos llaman Mandala en Coaching ontológico en el que se divide una cartulina en cuatro partes que se van rellenando con imágenes que corresponden a los siguientes apartados:

1. En 2-3 años adelante visualizate: ¿Dónde quiero estar? ¿Quién quiero ser?
2.¿Qué necesito aprender para llegar?
3. Lastres. ¿Qué me limita, me ata, me quita energía?
4. ¿Qué me da energía, me llena?

 Este trabajo completo es precioso pero si nos quedamos con esas imágenes sobre las que hemos trabajados a modo del famoso bestseller: "El secreto" puede que gastemos energía en la imagen recreada y desconectemos de quien verdaderamente queremos ser. Es más útil que incluyamos nuestro desarrollo y vayamos incorporando a cada paso hacia dónde queremos llegar para conseguir ver las oportunidades, atajos, recovecos que tan agradables nos hacen el camino.


Conectar con el para qué, porqué hago esto, qué obtengo y obtendré con lo que busco me permitirá seguir alineado con ello mientras valoro las diferentes posibilidades y oportunidades que me ayuden a obtener mi "Éxito". Comprueba si los avances van alineados con lo que quieres, nota de que te alejan y a que te acercan y valora si es lo que buscas y si no es así vuelve a preguntarte que es lo que necesitas, flexibilízate y que el camino sea tan precioso como el de Ítaca.