25 sept. 2012

"Lánzate a por tus sueños"


Como si se tratara de uno de los nuevos spots  de Coca-Cola a través de su Instituto de la Felicidad.
Es evidente que tiene muy buena prensa el diálogo orientado a crear ilusión y las personas que intentan motivar con palabras como “tu puedes”, “el que la sigue la consigue”…y apuntan las limitaciones del miedo.
Por otro lado están los llamados boicoteadores que tienden a decirte: “eso, es imposible”, “no lo vas a conseguir”.

Parece mas agradable escuchar a los primeros motivándote pero quizás la clave esté, en no hacer caso a ninguno al completo. Sigue tus sueños, sí, pero tanteando el terreno, no tienes que lanzarte sin hacer comprobaciones y buscar diferentes maneras de hacerlo posible y sopesar si ese es el camino que buscas o tienes que hacer algún cambio. Es importante valorar si es el momento adecuado para ti y el sector al que te diriges si la idea, por ejemplo, es Emprender. Hacer un análisis o pequeña prueba de si funcionaría y de qué manera hacerlo funcionar, te ahorrará tiempo, dinero….y acumular frustración. Busca hechos, información real, tira del hilo. Quizás hay escalones intermedios que no puedes saltarte si quieres seguir subiendo hasta llegar al objetivo marcado. Es importante tenerlo en cuenta, sino quieres morir en el intento gastando tus recursos.

Un ejemplo claro es el de la Cafetera Nespresso y sus famosas cápsulas que encontraron el momento de lanzarlo y para un nicho de mercado orientado a gente dispuesta a pagar mucho más por un producto si era cómodo de usar. Y el ejemplo contrario, mucho antes, sería el de Luigi Becerra que inventó una cafetera con vapor incorporado para acelerar el proceso de preparación y obtener un café más fuerte y denso y no consiguió vender su producto.

Así que ¡adelante! pero mejor lánzate con red: duele algo menos y sirve de calentamiento para el éxito. Sopesar los riesgos es muy útil para adelantarse a los acontecimientos y poner remedio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario